De abril, noticias mil

 

Hoy, Primero de mayo, Día del Trabajo, queremos comentar las numerosas y variopintas noticias que nos ha dejado el mes de abril. Aunque es difícil decidir por dónde empezamos, escogemos iniciar el resumen por las buenas nuevas que os pondrá buen cuerpo para soportar lo que viene después.

De sobra es conocido que el #DecretoTrampaDeMarzà suma nueve contenciosos. Menudo campeón. Ya sabéis que todos se han admitido a trámite. Últimamente, se comunicó la admisión del recurso de la ADDC, del Foro por el derecho a elegir lengua vehicular  y del discutido, criticado y cuestionado recurso presentado por la Diputación de Alicante. Hasta la mismísima Honorabla se desmelenó y perdió los papeles: «La diputación de Alicante no pinta faba», exclamó. A ella, la chica lista del tripartito, le han dado en toda la boca.

Fue una gran satisfacción leer la entrevista a Marta Martín, diputada de Ciudadanos, en la que defiende la enseñanza en lengua materna. Concepto que defiende la UNESCO y se respeta en Finlandia. A ver si explican allí nuestros honorables por qué no respetan la lengua madre de la mayoría de los alumnos de la Comunidad.

FinlandiaTambién se anunció el viaje, que comienza hoy, de Puig y Marzà a Finlandia «a aprender de su sistema educativo». Sí, han leído bien y dirán con nosotros que «a buenas horas, mangas verdes». La educación en este país nórdico es para muchos la mejor del mundo. Y nos quedamos atónitos y boquiabiertos viendo el oportunismo de la noticia y lo ineficaz del viaje. Innecesario, a destiempo y para lavar su imagen. Si realmente quisieran aprender del sistema finlandés hubieran marchado a Finlandia antes de crear este esperpento llamado de plurilingüismo y conocer en vivo un sistema que da a elegir a los padres la lengua vehicular de enseñanza entre las lenguas oficiales del país.  Igualito que aquí. Esperamos ansiosos lo que aprenden estos dos allí. Dios nos libre de pensar que su Decreto los ha convertido en pluritontos. Ni mucho menos. Solo que de la fantasía de sus relatos tenemos innumerables ejemplos, por eso hay que estar preparados, pues el mundo que quieren crear no es precisamente Disneyland. Su inventiva tiene otros objetivos. Por otro lado, cabe la posibilidad de que vayan a exportar su decreto a los fineses; celosos de que en Finlandia el español es la segunda lengua extranjera que estudian; puede que intenten vender la imposición del catalán como lengua de vanguardia (ya que de futuro, imposible). Es un despropósito pero no hay que subestimarlos. Acuérdense de que la Honorabla dijo que «el decreto de plurilingüismo nos situará como referencia europea en educación». Hoy Marzà nos ha regalado un Twitter en el que dice que va a Finlandia a “compartir” experiencias y que «desean que nuestra tierra sea también un referente educativo». Sí, referente en imposición, referente en chantaje, referente en manipulación, referente en crear desigualdades, referente en adoctrinamiento al servicio de la ingeniería social. Referente de lo que no debe ser un sistema educativo. Otro zasca en toda la boca que les van a dar.

También nos hemos enterado de que Valencia, Cataluña y Baleares presentarán candidaturas conjuntas a Patrimonio de la Humanidad. Ya sabemos de las pretensiones de Cataluña de anexionarnos y de la complacencia de nuestro tripartito en ser abducidos y subsumidos por ellos.

Y de que el PP presentará mociones en todos los ayuntamientos contra las oficinas lingüísticas porque invade competencias nacionales y locales. Aplaudimos la iniciativa.

Vamos llegando al final. El sábado 28 de abril se celebró en Valencia la manifestación convocada por Acció Cultural del País Valencià y apoyada por la CUP. A pesar de llegar decenas de autobuses desde Cataluña (pagados con dinero público. No faltaba más) la asistencia fue sensiblemente inferior a años anteriores. En la cabecera de la manifestación aparecían Joan Baldoví (Compromís), Ana Botella (PSPV), Antonio Montiel (Podemos). Los lemas de las pancartas iban en la línea victimista del nacionalismo catalán: «Por una financiación justa», «Por el derecho a decidir» o «Dentro del estado español y el francés y la Europa del capital no tenemos». Las juventudes radicales de Compromís gritaban: «Tía María, te quedan 4 días», «fuera españoles», «caña contra España»… entre otras perlas.

Qué les darán a estos chicos para soltar tanto odio por su boca. No creo que sea esto un ejemplo de lo que Puig agradeció a los profesores en el XXXII Trobada d’Escoles en Valencià: «Sois los que dan oportunidades a los jóvenes que tienen que tener un proyecto de vida basado en valores que compartimos». ¿La hispanofobia es un valor a enseñar a nuestros hijos? Ni una sola mención a España. Todas sus palabras iban dirigidas a ensalzar y engordar la identidad valenciana como algo distinto a la española: «Los valencianos estimamos nuestra tierra, nuestra lengua y nuestra identidad». A estas lindezas, añadió, como no podía ser de otra manera, que el «Consell no va a dar ningún paso atrás en política lingüística». Ante esta contundencia nosotros le preguntamos: ¿Y si se lo piden los jueces? ¿Y si se demuestra que su Decreto es ilegal y anticonstitucional? ¿Tampoco lo paralizarán? Honorable Puig, si fuera así, actuaría usted como un nacionalista y usted pertenece y ha sido votado como miembro del PSOE que todavía lleva la E de Español.

Llegamos a la noticia que, aunque no sea ni más ni menos importante que el resto, es la que ha motivado este artículo: La Generalitat aprueba un proyecto de ley de políticas Integrales de Juventud de la Comunitat Valenciana, una ley dirigida a nuestros jóvenes para que “enfoquen su realidad desde el empoderamiento, la participación y la emancipación”. Además, rebaja a 16 años la edad para participar en consultas ciudadanas. No sabemos a qué consultas se refieren, pero en España la edad para votar (¿consulta ciudadana?) es a partir de los 18 años. Nos preguntamos si el Consell tiene competencias para legislar sobre esto.

Sin embargo, nos preocupa, sobremanera, como padres y como ciudadanos, el futuro de nuestros hijos si van a estar en manos de organismos dirigidos por ideologías nacionalistas y pancatalanistas. Manejar a los jóvenes ofreciéndoles todo tipo de ocio como plataforma para controlar qué piensan y en qué lengua piensan siempre ha sido el objetivo de todos los gobiernos nacionalistas de algunas regiones de España. No hace falta recurrir a otros tiempos lejanos de nuestro país o de Europa, porque lo tenemos en nuestra historia reciente. Esperamos que el sentido común, si no de todos, de algunos de los firmantes pueda evitar que nuestros muchachos, una vez enajenados y alienados de su identidad española, sean presas propiciatorias para inocular el odio a todo lo español y se conviertan en la nueva versión de la «kale borroka».

Enlaces de interés:

http://www.lavanguardia.com/politica/20170324/421150311221/oltra-el-decreto-de-plurilinguismo-nos-situara-como-referencia-europea.html

http://www.lavanguardia.com/vida/20170430/422180224416/puig-promete-que-el-consell-no-dara-ningun-paso-atras-en-politica-linguistica-y-acabara-con-los-barracones.html

http://www.valenciaplaza.com/MartaMartnCsConlospresupuestossoypartidariadehacerpolticasincomportamientosgregarios

http://valenciaoberta.es/2017/04/miembros-del-tripartit-acompanan-al-fracaso-la-manifestacion-catalanista-valencia/

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s